Arrugas en el escote


La edad media en la que comenzamos a apreciar la aparición y comienzo de la formación de estas pequeñas arrugas en el escote se sitúa entre los 25 y los 30 años, y empiezan a mostrarse especialmente por las mañanas, cuando nos levantamos.
Pillow Bra nace como solución definitiva a la aparición de arrugas o líneas de expresión en el escote femenino, el canal interpectoral, y como sujetador preventivo contra la caída de los senos.

¿Cómo podemos explicar el origen de las arrugas en el escote? El deterioro de la piel que siempre se presenta en forma de arrugas es un proceso que sobreviene con la edad y que se produce tanto por causas naturales (pérdida de colágeno, fibra que aporta firmeza a la piel; pérdida de la elastina, responsable de la elasticidad; pérdida de los glicosaminoglicanos, responsables de retener la humedad); como por la influencia de agentes externos (frío, sol, viento, tabaco, embarazos, dietas estrictas, intervenciones quirúrgicas, etc.).

La zona del escote y del pecho, es precisamente aquella en la que la piel es más delicada y, por lo tanto, donde antes se acusa el paso del tiempo. Sin embargo, es una de las partes del cuerpo a la que menos cuidados dedicamos.

A su vez, los pechos debido a su composición -tejido adiposo (grasa), glándulas, fibra de colágeno, capilares, etc.–, a su falta de soporte (puesto que no cuentan con ningún músculo destinado a ello) y por efecto de la gravedad, terminan perdiendo consistencia, provocándose su progresiva caída o descolgamiento. Podemos decir, por tanto, que la caída de los pechos es proporcional a la pérdida de firmeza de la piel del escote, su único soporte.

Causas de las arrugas en el escote y cómo prevenirlas

La formación de arrugas intermamarias, además, se acentúa con determinadas posturas y movimientos, como las que se adoptan durante los períodos de sueño o descanso. Al dormir, especialmente de lado, un pecho se desliza sobre el otro, arrastrando y tirando de la piel del escote, y acumulándose toda esta en el centro del mismo. El resultado son las líneas que observamos durante la mañana y que en su fase inicial, terminan por desaparecer al poco tiempo de levantarnos. Pero día tras día y tras horas de dormir en la misma posición, terminan por  instalarse de forma definitiva en nuestra piel; es un proceso similar a la formación de arrugas de expresión en el rostro, provocado a base de repetir siempre los mismos gestos.

Por otro lado, a causa del peso y del paso del tiempo, la piel que envuelve los senos comienza a perder consistencia y a ceder, tirando a su vez de toda la piel del escote, su soporte natural, por lo que su descolgamiento es inevitable si estos no cuentan con un soporte extra, como un sujetador para dormir que proporcione la sujeción apropiada.

Las arrugas también pueden producirse durante la práctica de actividades deportivas, cuando estamos sometidos a estrictas dietas de adelgazamiento o bien, tras operaciones quirúrgicas de cirugía mamaria, debido a los cambios a los que se ve sometida la piel. Aquí tienes la ocasión de comprar sujetadores online que poseen las condiciones ideales para proporcionar un efecto terapéutico preventivo en todas las situaciones citadas.